jueves, 25 de febrero de 2010


Aquel día la cuerda floja se tensó provocando una excitante metamorfosis mental, hoy no sos más que un holograma de lo irreal.

1 comentario:

Micaela Amour dijo...

Genial, buena lógica linda♥