martes, 20 de abril de 2010

Y a mi aunque todo me cueste el doble, la sigo remando, porque al fin y al cabo un tropezón no es caida y por más que me haya caido más veces de las que soporté, todavía sigo en carrera y esta vez, no me vas a poder vencer pelotudito.

1 comentario:

macanuda macarena (: dijo...

esa autoestima ME ENCANTA.
saludos linda (: