lunes, 6 de julio de 2009



La verdad que no quiero ser perfecta, ni siquiera aproximarme a eso, oh no, bullshit.
Quiero ser un mamarracho de la vida, vivirla a mi manera y ser feliz con lo que pueda.
Necesito tener al señor océano pacífico face to face y poder contarle un par de secretitos que tengo retenidos hace un rato largo en mi mente, o en todo caso a puño y letra los meto en una botellita y los tiro al riachuelo, da igual, nunca nadie va a entenderlos (entenderme).
.
.


además ni siquiera existe la perfección (salvo hasta que te enamorás, claro)

.

1 comentario:

J dijo...

Supongo que si no ser normal te hace "feliz", esta bueno no serlo. (yo tampoco lo soy en muchos sentidos)